El verdadero estado de Mariló Montero

El verdadero estado de Mariló Montero

El verdadero estado de Mariló Montero

 

Esta semana la revista Lecturas ha publicado una noticia sobre el verdadero motivo por el que Mariló Montero ha adelantado sus vacaciones.

Todos nos dimos cuenta de que Mariló abandonaba la televisión pública un poco antes este año, y RTVE no tardó en publicar un comunicado en el que confirmaban que la presentadora había decidido adelantar un par de semanas sus vacaciones para curarse de un problema de salud. Según han contado fuentes cercanas a Montero a la revista Diez Minutos, ese día la presentadora no habría podido hacer frente al trabajo ni a ponerse delante de las cámaras por una falta total de fuerzas.

Esta semana, Lecturas ha publicado que estos problemas de salud de Mariló Montero no se suceden desde hace poco. Al parecer, esto vendría del año 2014, cuando Montero tuvo que compaginar el programa que presenta con el concurso ‘El Pueblo Más Divertido’. Según la publicación, Montero habría unido muchas veces el fin de la grabación del concurso (pasada la medianoche) con el comienzo de su programa ‘La Mañana de La 1’. Estas noches en las que la presentadora no podía ni dormir le habrían pasado factura, dejándola en un cansancio extremo.

El primer diagnóstico que le dio el doctor fue demoledor: fibromialgia. La presentadora sólo habría compartido esta noticia con sus más cercanos. Comenzó a tomar un tratamiento bastante agresivo que acabó con las pocas fuerzas que le quedaban y que la hizo engordar 10 kilos en dos meses. Después de consultar a otros especialistas, el diagnóstico fue de un tremendo agotamiento nervioso y físico que le obligaba a abandonar el tratamiento que estaba tomando. Esta retirada le supuso vómitos, mareos e incluso desmayos. La presentadora ha abandonado la televisión de momento para ponerse en manos de un equipo médico compuesto por un internista, una psiquiatra y un fisioterapeuta. Ángel Villamor, el famoso traumatólogo del Rey Don Juan Carlos también ha tratado a Montero.

 

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario